Zona G solicita en las Jornadas de Comercio una rigurosa regulación y un estricto control de los mercadillos y establecimientos chinos

 

Representantes de la Asociación de Comerciantes, Empresas de Servicios y Hosteleros de Gamonal Zona G han participado en la Mesa Redonda de las Jornadas de Comercio y Consumo junto con representantes de la sección de Comercio del Ayuntamiento de Burgos, Federación de Comercio y Asociaciones de Consumidores

Se ha informado de la preocupación del comercio por la existencia de un número excesivo de mercadillos en la ciudad tanto fijos como eventuales, lo que provoca un aumento de este formato comercial respecto al resto, lo que provoca un desequilibrio entre formatos comerciales.

 

Los datos indican un aumento del número de mercadillos, y una drástica bajada de locales comerciales ocupados.

Desde la Asociación se propone que se fomente la ocupación de locales vacíos de las calles, que debido a la crisis hay muchos disponibles, en vez de crear nuevos mercadillos. Esto ayudaría a paralizar el continuo avance de calles desoladas y vacías de comercio, provocado, entre otras, por la situación económica crítica actual. Además de conseguir una mayor integración y profesionalización del colectivo que actualmente trabaja en los mercadillos.

Se exige una rigurosa regulación y un estricto control, tanto para los mercadillos existentes como de los establecimientos chinos, donde actualmente hay una desventaja competitiva y lo que se pretende es conseguir una igualdad de condiciones.

En muchos casos son continuos los incumplimientos de normas vigentes, como la venta de falsificaciones o de productos robados, venta de productos importados de fuera de la provincia en el Mercadillo de Alimentación del Plantío, exhibición antihigiénica de productos de alimentación (almacenaje detrás de camiones, exposición de los productos en el suelo, entrega sin guantes…).

Los comercios de proximidad reciben constantes controles y cumplen la normativa, mientras que en mercadillos y establecimientos chinos no se produce el mismo control.

La falta de garantías a los consumidores en mercadillos y establecimientos chinos es otro de los puntos que preocupa a la Asociación, pues en éstos no se entregan justificantes de compra, no hay facilidades de reclamaciones ni de devoluciones, lo que provoca una pérdida total de los derechos del consumidor.

Por último, se ha propuesto la idea de mejorar la estética de los mercadillos, creando una estética común de los puestos, así como mantener un mayor control de la suciedad que generan.

Con respecto al tema de la venta online, otro de los temas a tratar en estas Jornadas de Comercio, se ha hecho un llamamiento a los consumidores a realizar un consumo responsable a través de la web. El pequeño comercio crea puestos de trabajo, el comercio online los destruye, el pequeño comercio llena de vida las calles y ocupa los locales de debajo de nuestras viviendas, el comercio online provoca el abandono de estos locales provocando calles desoladas y vacías, el pequeño comercio paga impuestos para que se reinvierta en educación, sanidad, infraestructuras, etc, el comercio online lleva sus ganancias fuera de España y normalmente sus direcciones fiscales se encuentran en países con reducción de impuestos.

Por último, advertir que los productos que se pueden encontrar en la web a precios muy económicos suelen tratarse de estafas, las cuales son luego muy difíciles de detectar.

La clave del comercio es poder encontrar un equilibrio entre distintos formatos comerciales, realizando un consumo responsable.

Debido a la crisis económica actual el comercio de proximidad necesita más que nunca la ayuda de todos, y sobre todo de sus clientes y administraciones públicas.

Identifícate